p1

La hinchazón del algodón



Mi tarde de terraza caleña se llenó de viento, como si la deliciosa brisa que viaja desde el oeste se enfureciera y sólo buscara despeinar cabezas en vez de refrescar los vapores que produce el sol valluno.

 
Ese viento trajo consigo cambios de colores en el cielo, fríos en la piel , elefantes voladores y la algodonitis - la enfermedad de los algodones que los hace hinchar hasta derretirse -. Tardé mucho en reaccionar y capturar ese momento con mi cámara precisamente por estar presenciando ese acontecimiento... ufff!!!



El viento muy veloz persiguiendo nubes que corren y se arremolinan sobre mi cabeza al tiempo que se hacen cada vez más pesadas y parecen estar tan cerca del suelo!!! Son elefantes!!! una manada completa dandome la espalda. Muchos traseros de elefantes en el cielo. Más cerca y más gordos, más oscuros, pura algodonitis y seguramente a punto de chorriarse en mi terraza.



Se movían desde el sur, giraban al oriente y se chocaban con las del este... siempre una barrera al norte confirmando que venía el aguacero. Justo sobre la cabeza un pequeño huequito aun con luz, un último remolino de algodones y chaz!!! chaz! chaz chazzzZZZZZZ


Sin atención médica, sin chamanes y sin paraguas... 
Los algodones se derritieron y yo no paré de sonreir!!!



EntreParadas





Read more
p1

De Discovery Channel a Cortázar


Por primera vez escribo sobre una parada a la que aun no llego, 
o al menos no en esta vida, 
no con este cuerpo.

Desde hacía ya varios días tenía un cuento de Julio Cortázar pendiente por leer y hoy lo devoré cumpliendo con mi compromiso con aquella que me lo sugirió: Axolotl

Y cuando arranqué la lectura ese extraño nombre para un pez me inquietó y lo busqué para ver si era real o ficticio. Oh sorpresa!, era real y no sólo real: Anoche lo ví en discovery channel!!!

http://southerncrossreview.org/73/axolotl-span.html
En la versión de Cortázar los axolotl (también conocidos comunmente como ajolotes) son unas criaturas sorprendentes que le causan tanta curiosidad que él decide ir a verlos todos los días y tratar de entenderlos. Sus formas, su cuerpo, lo que le generan... y mientras leo a ese Julio recuerdo la parte de mí que anoche se quedaba boquiabierta frente al televisor viendo unos ajolotes que viven en las cuevas de agua dulce de México en lugares a donde no llega la luz solar y son tan perfectos y hermosos y delicados que yo me quedo sin palabras y me imagino en el acuario de Cortázar mirándolos fijamente y perdiéndome ahí horas infinitas.


En la versión de discovery no tienen ojos, porque esos que viven en las cuevas y los lagos subterráneos viven en oscuridad perpetua y a través de los años perdieron los ojos en su proceso evolutivo. Por lo demás son casi igualitos.

Si usted busca en google y otras páginas se dará cuenta de muchas variedades de ajolotes, lo cierto es que en mi cabeza se mezcla el hermoso sin ojos y la magia con cortázar donde yo misma soy el Axolotl y me encuentro y me pierdo reconociéndome en él.

Le pido por favor querido lector que si piensa viajar a México me invite!!! o vaya a conocer los Ajolotes y tome una foto especialmente para mí!!!


Imagen tomada de: http://es.threadless.com/profile/616538/bcrider


'Me parece que de todo esto alcancé a comunicarle algo en los primeros días, 
cuando yo era todavía él.'

Cortázar



EntreParadas

Read more
p1

Arriba de la montaña y más abajito



Ese día no supe realmente dónde estuve.


Salí desde el Quindío pero pasé al Valle del Cauca y estando en la cima del final del viaje nunca entendí si era un límite, una frontera imaginaria o un pedacito de todas las tierras juntas.

Seguramente sólo era la tierra, vida pura!!!




Era una finca, bueno una finquita chiquita, casi una casa en medio de la montaña. Para llegar allí habia que tomar jeep, cruzar por un caserío indígena a punto de desaparecer entre la pobreza, la mugre y la sociedad de consumo, pasar el rio La Vieja y arrancar a caminar...

Y caminar y caminar... otro caserío, una cascada, un potrero, carreteras de barro, luego nada de carreteras y sólo caminos de herradura. Todos empinados, empinadísimos... un paseo cuesta arriba y con los morrales llenos de remesa para no gastar el mercado de los anfitriones.



Humedad, presión atmosférica, sudor, calor, sed, risas, hambre!

El camino no cambia... va uno como encerrado en medio de la montaña y los caminos van enterrados en el barro.

- ¿Hasta dónde es que vamos a subir?. Pregunto.

- Hasta Arriba!


Yo nunca habia subido caminando una montaña 'hasta arriba' y menos tan arriba!!! 
y tan enterrada en la tierra!!!. 

Pero algo sucedió... 




El camino cambió, y al darle vuelta a la montaña todo cobró sentido...

Se abrió ante mis ojos un horizonte sin igual...

Estaba tan arriba que podia ver la montaña a mis pies y la hermosa geografía del Quindío y el Valle mezclarse a lo lejos como un regalo divino...

¡Sigamos subiendo!


Lo mejor de todo es que la casa para la que iba no quedaba arriba de la montaña sino más allá. Luego de subirla toda todita había que cruzar un bosquecito diminuto pero lo suficientemente tupido como para ser fresco bajo el inclemente sol y luego bajar por un caminito empinado que llevaba finalmente a LA CASA!!!





Quedaba entonces arriba de la montaña y más abajito!


¡¡¡La mejor casa ubicada más abajo de la montaña!!! ¡¡¡La mejor vista para un jardín!!!

Y la mejor huerta de plátanos: 

Arriba, más arriba de la montaña, más arriba de la casa:
 


¡¡¡Un observatorio flotante de bellaza infinita!!!


EntreParadas

Read more
p1

La figurita más difícil del álbum


De niña siempre viví encantada por las montañas y los árboles de las laminitas de la chocolatinajet. Eran tan hermosos que los pintábamos en el colegio en clase de arte, o al menos eso intentábamos porque reproducirlos era muuuy difícil.

Yo crecí en el departamento de Caldas y aunque su paisaje hace parte del hermoso verde del triangulo del café (antes eje cafetero) las montañas y bosques que yo conocía eran muy tupidos y oscuros o dedicados al cuidado de ganado, en poco se parecían a las laminitas que yo miraba con curiosidad después de comer un chocolate.

Siempre me preguntaba si esos lugares de verdad eran tan lindos o si realmente eran como se veía en la imagen, ¿Cómo podrían ser ciertos esos colores, esas formas?


¡Pues yo encontré mi figurita de álbum de chocolatinas en la vida real!



Es Cócora, situado en el departamento del Quindío en el conocido municipio de Salento.
Luego de subir a la cima del mirador y comprar una buena aguapanela o un tinto puede observarse el río Quindío rodeado de verde, casitas, fincas y árboles. Una gran ventana a la hermosura del éste planeta.







Pero eso no es todo, si se va por los lados del parque cócora podrán observar nuestro árbol nacional -la Palma de Cera- levantándose delgada muy delgada como formando bosques de bon bon bum.


Ese día supe que los paisajes del álbum de Jet si existen. Al conocer Salento resolví las dudas de mi niñez y hallé la figurita más difícil del álbum: 



¡Una foto de verdad verdadera, con viento, frío y un buen café colombiano!


EntreParadas

Read more
p1

Atardecer en un pesebre

Llega diciembre con su alegría... y con su corre corre, con su afán de iniciar aunque aun sea noviembre y con la presión de acabar el año, de sacar cuentas de hacer balances y saber pa dónde va uno en el 2012. 

(Aunque depronto se acabe el mundo, hay que seguir planificando por si uno sigue vivo y no se lo esperaba!)

Y es que en medio de todo ésto y los contratos que se acaban a uno le entra como un estrés pre-desempleo que le grita a los 4 vientos que debería descansar, cuidarse, quererse, consentirse... en especial: Vivir.
Recordar que las tareas que se cumplen son 'medios' y no fines y que como sea uno debe ser estratega para lograr disfrutar las cosas bellas...

Siendo así, viene a mi mente hoy un bello recuerdo de otro rincón de mi Colombia, la bahía de Taganga, un hermoso pueblito de pescadores ubicado en Santa Marta y que parece un pesebre solo que sin lago y patos pero con mar. Aunque bueno, como todo pesebre tiene su pedazo de cartón enrollado debajo del papel encerado. Foto tomada de: http://www.minube.com/fotos/rincon/123970/583924

Hermoso, turístico, lleno de paisajes, artesanía, comidas y planes acuáticos... 

Tiene también - calles adentro - Problemas con el acueducto, basuras, malos olores y pobreza. Incluso según la hora del día la playa también está sucia gracias a los turistas que sólo van a consumir paisaje arrasando con lo que haya a su paso.

Y de todo ésto el problema no es Taganga, sino que no hemos podido comprender que los recursos del turismo también deben ser redistribuidos para el bienestar de los pobladores de esos sitios que tanto 'amamos'. 




Comemos, bebemos, bailamos, tomamos fotos y nos olvidamos de la realidad en la que estamos pues vivimos y asumimos los espacios y los lugares como si no nos pertenecieran aunque pertenezcamos al mismo planeta que hemos tomado como botadero de basura.

(Asi como nos olvidamos de vivir, de ser felices y de otras tantas cosas que enferman nuestra falta de memoria colectiva)


EntreParadas

 

Read more
p1

Más allá de la rumba

Me emberraca llegar a algun municipio y que cuando pregunte por los lugares para conocer o visitar me digan que vaya a los bares o las discotecas.  Bueno, eso luego de decir: 

- No... aquí? mmm nada... ir al parque a dar una vuelta o al centro comercial (si es que hay).

En casi todas partes ha sucedido eso, un aletargamiento que hace que la gente no vea la riqueza cultural, natural, paisajistica, histórica y arquitectónica que le rodea. Eso hace que los pueblos no exploten de manera adecuada su sentido turístico y de nuevo ofrezcan al visitante licor, drogas y sexo.

Hace poco quise viajar a un municipio muy nombrado por las visitas que la gente hace allí. Estando en el terminal de transportes y antes de salir para allá pregunté por los sitios o planes a realizar y la respuesta fue contundente:

- ¿Allá? Ja! NADA!!!

Rehusándome a creer compré el tiquete y me fuí con la esperanza de encontrar un sitio que un joven me recomendó antes de partir:

- Vea, usted llega a la esquina y pregunta dónde queda la casa con cosas viejas, allá puede acampar por la noche y eso es muy bonito!!!

Ya a las 8 de la noche, en la famosa esquina pasó lo conocido: - Casa? allá no hay nadie eso de noche no funciona. 


Yo iba de camping y con poco dinero confiada de mi carpa, el hotel valía al menos 20 mil pesos y eso era lo que tenía para el regreso! jajaja... Miré hacia arriba, a una colinita y había una luz que dejaba ver algunas partes planas en medio de los árboles. 

Era el Colegio del pueblo, mi próximo alojamiento! Curiosamente, el lugar más alto del municipio de La Cumbre (Valle del Cauca). 




 Pude tener una hermosa vista nocturna y tremendo paisaje a la mañana siguiente.



El caso es que no había nada para hacer


No más que visitar las vías del ferrocarril,
 
La antigua estación, Montar en brujita...   














  ir a 'la chorrera'















Comer cortado,  
arroz con leche y aguapanela caliente, 


 
  

 


Ver su bonita arquitectura, y conocer la casa con cosas viejas que no era más ni menos que la 













Ésta es la prueba de por qué me emberraca que me digan que en algun lugar no hay nada para hacer!
  


EntreParadas


Read more
p1

Cómo elegir un destino turístico


Destino: Pance (Corregimiento de Cali, Valle del cauca)
Transporte: Bus Intermunicipal

4:00 pm Decidimos ir a acampar. 
Todo apunta a llegar de noche y los sitios están mojados pues ha llovido todo el día pero no importa, luego de buscar todo lo necesario, la maleta está lista con todas las provisiones incluso para climas difíciles.

5:30 pm Rumbo al Terminal.
Reporte de última hora en la radio, fuertes lluvias en la zona, crecidas de los ríos, algunas victimas de empalizada. Se recomienda alejarse del sitio.

5:45 pm Y ahora qué?
La señorita del punto de información dice que no hay otro lugar diferente a Pance o el Lago Calima (que ya conozco) para ir de camping, y no conozco la región!!! 
Bueno a repetir Calima se dijo!!!

6:10pm Buenas, ¿Hay bus a Calima?
Si niña, a las 7, se demora dos horas. Ohhhh no!!!.
Me siento en una sillita a pensar si me devuelvo para la casa y veo el aviso de las rutas... 


Calima, Yumbo, Cumbre, Pavas... 

¡¡¡CUMBRE!!! 







A ese lugar la gente sube en tren!!! 

( ¿Y si yo subo en bus y me quedo a acampar alla? )

Dos tiquetes a la cumbre por favor.


Destino: 
La Cumbre (Valle del Cauca)

EntreParadas

Read more