Frescura

Que bonito ver caer gota a gota el agua a medida que se desliza desde una montaña de páramo y mucho musgo... Que bonito también estar a eso de 5.000 metros sobre el nivel del mar y sin chaqueta jajaja; resulta que si uno empieza a subir las montañas sin abrigarse, el cuerpo se va aclimatando de tal manera que el abrigo sólo es necesario casi en las zonas de nieve...

El aire es diferente y el viento golpea la piel... 
Los ojos se cierran ante los niveles de luz que se pueden experimentar a esa altura...
Y qué fresco es!

Pero precisamente hoy hace muchísimo calor... el aire caliente se mete por todas partes y no deja nisiquiera que la semana descanse.

Y miro la foto del agua en el Nevado de Ruiz...

y hago cuentas...

¿Cuánta nieve habrá desaparecido hasta el día de hoy?
EntreParadas